La Conferencia “Historia de la Compañía de Jesús en el Perú” se llevó a cabo el viernes 13 de abril en el Auditorio del Centro Pastoral Loyola de Tacna. El P. Juan Dejo SJ, Oficial de Archivo y Patrimonio Jesuita en el Perú, estuvo a cargo de esta ponencia que dio inicio en Tacna a las celebraciones por los 450 años de la llegada de los jesuitas al Perú.

El P. Juan Dejo se enfocó en los siglos XVI y XVII de la Compañía de Jesús, antes de su expulsión en 1767. Hizo referencia a que a lo largo de estos 450 años la Compañía en el Perú hizo una propuesta inculturada del carisma ignaciano y profundizó en un punto clave de la espiritualidad ignaciana: sentir y contemplar la presencia de Dios en todas las cosas y en las personas.

En este sentido, el P. Dejo señaló cómo los jesuitas se dieron cuenta de que los indígenas tenían una relación con la naturaleza de la cual ellos carecían. El indígena podía ver a Dios en todas las cosas y el P. Ruiz de Montoya hizo ver cómo los indígenas le transmitieron una experiencia espiritual que no era más que la adaptación del discurso cristiano.

Explicó así la razón de la elección de la imagen del niño Jesús que aparece en el afiche de las celebraciones por los 450 años. Con un corte de indígena aculturado y una túnica de origen indígena, refleja lo que fue el culto al niño Jesús Inca, desarrollado por los jesuitas en diversas partes del país como una manera de reivindicar la espiritualidad indígena. Su presencia colisionaba con la idea española que consideraba a los indígenas como niños sin derechos, y transmitía el mensaje de que Dios se encarna en cada cultura y en cada uno de nosotros.