Este 2018 la Provincia celebra 450 años de la llegada de los jesuitas al Perú. Era el 28 de marzo de 1568 cuando un grupo de jesuitas procedentes de España desembarcó en el puerto del Callao. Llegaban por mandato del entonces Superior General Francisco de Borja para fundar la primera provincia jesuita en Hispanoamérica.

Durante el Virreinato, los primeros jesuitas concentraron sus esfuerzos en la evangelización, abriendo puestos de misión, promoviendo la educación de la juventud de todos los sectores sociales a través de colegios, difundiendo la fe y la justicia al lado de poblaciones indígenas a lo largo de todo el territorio, dejando huella de su obra en templos que perduran hasta el día de hoy. Signo de la eficacia apostólica de la antigua Provincia Peruana fue la fundación progresiva de nuevas provincias jesuíticas en territorio sudamericano.

Posteriormente los jesuitas serían expulsados y regresarían al país recién en 1871 por petición del entonces obispo de Huánuco. Volvieron a empezar, sin recursos, sin casas, sin colegios, ni nada más que sus deseos de construir el Reino de Dios en la sociedad peruana. Así volvieron nuestros colegios, y volvieron también nuestras misiones en el mundo amazónico y andino.

En el siglo XX, los jesuitas establecimos que nuestra misión consiste en el sostenimiento de la fe, y que ello nos exige trabajar por la realización de la justicia en el mundo. La misión de nuestros colegios, parroquias, obras sociales y de nuestra labor universitaria sigue orientada a este mismo ideal: la integración de la fe y la justicia en el Perú de hoy.

© Compañía de Jesús – Provincia del Perú
Curia Provincial: Calle Costa Rica 256, Jesús María, LIMA – Teléfonos: (51) (1) 463-5006 / 461-8803