Alonso Messia Bedoya, SJ.

Superior, operario, escritor. (12 enero 1655, Pacaraos (Lima), Perú- 5 enero 1732, Lima).
Antes de entrar en la CJ, estudió en el Colegio S. Martín y en la Universidad S. Marcos de Lima. Recibió su formación sacerdotal en el Colegio S. Pablo de Lima y obtuvo el grado de doctor en teología. Hecha la tercera probación en el Cusco, volvió al Colegio S. Pablo como profesor de gramática y operario de españoles, indios y negros, y prefecto de la Escuela de Cristo. Fue instructor de tercera probación en Santiago del Cercado, a las afueras de Lima. El P. General Miguel Angel Tamburini lo nombró (1704) provincial de Quito, pero revocó el nombramiento, a petición del provincial del Perú, Alonso Carrillo, dada la oposición a que saliera de Lima. Fue entonces superior de la casa de los Desamparados (1705-1710) y, luego, provincial del Perú (1711-1714). De vuelta a la casa de los Desamparados (casa profesa desde 1711), permaneció en ella hasta su muerte. Promovió la fundación del monasterio de dominicas de Santa Rosa y fundó la Congregación del Purísimo Corazón de María en la casa de los Desamparados. Tras el terremoto de 1687, consolidó en el Colegio S. Pablo la misión popular anual del 12 al 20 octubre. Construyó la casa de ejercicios de la Chacarilla de S. Bernardo. Siendo provincial, hizo un informe sobre la misión de Mojos (en el actual Bolivia), de capital importancia para el conocimiento de la labor de la CJ en la región durante esos años. Su Devoción a las tres horas de la agonía de Cristo incluye sermones sobre las Siete Palabras, lecturas espirituales, cantos y oraciones. Traducida al italiano, francés, inglés, alemán, polaco y vasco, tuvo una extraordinaria difusión, sobre todo en el siglo XIX.
OBRAS. Panegírico del Beato Toribio de Mogrovejo. Predicado el 25 de noviembre 1680, ed. J. Buendía (Amberes, 1680). Oración fúnebre en las exequias reales de don Luis I (Lima, 1725). Devoción a las tres horas de la agonía de Cristo Nuestro Redentor (Lima, 1737).

Catálogo Jesuita del Fondo Antiguo s. XVII al XIX, disponible en la Biblioteca Nacional del Perú

Como parte de nuestro patrimonio documental el Colegio La Inmaculada custodió un importante grupo documental de gran valor histórico, compuesto de 77 volumenes entre manuscritos e impresos s. XVII a XIX. Por medio de una donación realizada por el Archivo Histórico Jesuita, esta colección ha pasado a formar parte del Fondo Antiguo de la Biblioteca Nacional del Perú.

Metafísica y Teología son los temas que prioritariamente constituye este fondo, así como Sermones y Discursos (como los Comentarios a la Primera Parte de la Suma Teológica de Santo Tomás, el Misterio de la encarnación), así como textos propios de la tradición jesuita como las Cartas de los prepósitos generales a los Padres y hermanos jesuitas.

Compartimos los enlaces en los que se encuentra esta importante colección de manuscritos e impresos de la antigua Biblioteca del Colegio San Pablo donde se puede apreciar los sellos de su propiedad original, del Collegium Limense SJ (San Pablo de Lima) de la antigua Biblioteca de la Compañía de Jesús y los que fueron colocados luego, cuando el Estado tomó en propiedad lo que la Compañía perdió por la expulsión de los territorios de la antigua jurisdicción del Reino de España: tanto de la “Biblioteca y Archivo Nacional del Perú” y de la “Biblioteca Pública de Lima”. Estos textos pues, siendo de la propiedad de la vieja Compañía, constituyen parte del patrimonio histórico del Perú y en ese sentido, la actual Provincia jesuita los ha donado a la Biblioteca Nacional con el fin de que puedan llegar a un público más amplio de investigadores, habiéndose realizado previamente un minucioso y profesional trabajo de digitalización.

Puedes realizar la búsqueda haciendo clic en estos enlaces: Libros Manuscritos  –  Libros Impresos

Reglamento

Presentar tarjeta de investigador

Está prohibido escanear, filmar o fotografiar la documentación sin autorización

Las sugerencias relacionadas al servicio brindado deben ser presentadas a la Dirección

Solo se accede a la sala con papel, lápiz y computadora personal

Depositar en el guarda-ropa las prendas de abrigo, bolsos, carteras, libros de su propiedad, etc

Desconectar el timbre del teléfono móvil

Utilizar solo lápiz

No alterar el orden preestablecido en los documentos, ni hacer anotaciones

Completar el formato correspondiente para la solicitud de reproducciones