Arsenio Martín, SJ

El H. Arsenio Martín Peinador nació el 16 de noviembre de 1927 en Ampudia, un pueblo de la llamada Tierra de Campos en la Provincia de Palencia (Castilla-León, España). Siendo joven, junto con su familia, emigró a Madrid donde completó sus estudios y trabajó como conserje en una compañía de seguros. Conoció a la Compañía de Jesús en la Congregación Mariana “San Juan Berchmans” a la que perteneció y en la que sintió el llamado de Dios. En unos ejercicios espirituales realizados en diciembre de 1947 ve confirmada su vocación y decide entrar en la Compañía. Con 20 años de edad, ingresa en el Noviciado de la Provincia de Toledo en Aranjuez en 1948.

Durante su noviciado es destinado a Perú adonde llega en 1950. Hasta 1957 vivió en Miraflores donde su principal ocupación fue la sastrería. En esos años, se estaba realizando la construcción del templo de Fátima y el Hno. Arsenio, hombre siempre curioso, visitaba frecuentemente las obras lo que le permitió empezar a aprender en construcción.

De 1958 a 1967 vivió en Piura. Junto al P. Ridruejo, fueron los primeros de la Comunidad jesuita en llegar. Tuvo a su cargo el acondicionamiento del local cedido por un año a la Compañía en la Plaza de Armas, que se habilitó para la Comunidad jesuita y el Colegio. Luego tuvo un importante papel en la supervisión de la construcción del nuevo local del Colegio, en Miraflores. Estas habilidades mostradas en la construcción marcaron su futuro en la Compañía.

Desde que dejó Piura y hasta 2007 pasó 40 años en el Vicariato San Francisco Javier y Chachapoyas, siendo éste su misión principal como jesuita. Dentro de este prolongado periodo, de 1983 a 1986 estuvo en Chachapoyas también como encargado de obras de la diócesis con Monseñor Hornedo, y de 1986 a 1988 en Yamakai-entsá. El resto del tiempo, su residencia estuvo en Jaén.

Catálogo Jesuita del Fondo Antiguo s. XVII al XIX, disponible en la Biblioteca Nacional del Perú

Como parte de nuestro patrimonio documental el Colegio La Inmaculada custodió un importante grupo documental de gran valor histórico, compuesto de 77 volumenes entre manuscritos e impresos s. XVII a XIX. Por medio de una donación realizada por el Archivo Histórico Jesuita, esta colección ha pasado a formar parte del Fondo Antiguo de la Biblioteca Nacional del Perú.

Metafísica y Teología son los temas que prioritariamente constituye este fondo, así como Sermones y Discursos (como los Comentarios a la Primera Parte de la Suma Teológica de Santo Tomás, el Misterio de la encarnación), así como textos propios de la tradición jesuita como las Cartas de los prepósitos generales a los Padres y hermanos jesuitas.

Compartimos los enlaces en los que se encuentra esta importante colección de manuscritos e impresos de la antigua Biblioteca del Colegio San Pablo donde se puede apreciar los sellos de su propiedad original, del Collegium Limense SJ (San Pablo de Lima) de la antigua Biblioteca de la Compañía de Jesús y los que fueron colocados luego, cuando el Estado tomó en propiedad lo que la Compañía perdió por la expulsión de los territorios de la antigua jurisdicción del Reino de España: tanto de la “Biblioteca y Archivo Nacional del Perú” y de la “Biblioteca Pública de Lima”. Estos textos pues, siendo de la propiedad de la vieja Compañía, constituyen parte del patrimonio histórico del Perú y en ese sentido, la actual Provincia jesuita los ha donado a la Biblioteca Nacional con el fin de que puedan llegar a un público más amplio de investigadores, habiéndose realizado previamente un minucioso y profesional trabajo de digitalización.

Puedes realizar la búsqueda haciendo clic en estos enlaces: Libros Manuscritos  –  Libros Impresos

Reglamento

Presentar tarjeta de investigador

Está prohibido escanear, filmar o fotografiar la documentación sin autorización

Las sugerencias relacionadas al servicio brindado deben ser presentadas a la Dirección

Solo se accede a la sala con papel, lápiz y computadora personal

Depositar en el guarda-ropa las prendas de abrigo, bolsos, carteras, libros de su propiedad, etc

Desconectar el timbre del teléfono móvil

Utilizar solo lápiz

No alterar el orden preestablecido en los documentos, ni hacer anotaciones

Completar el formato correspondiente para la solicitud de reproducciones